FANDOM


MIKOLASAK
En la mitología del País Vasco, los Mikolasak son pequeños diablillos de gran fuerza que viven siempre en grupo. Son hábiles constructores, trabajando la piedra que pueden usar para construir grandes edificios o puentes en una noche. Se mantienen alejados de los humanos debido a su personalidad arisca y cabezota.

Mikolasak tener rojo piel, pelo plateado, ojos blanco, barbilla grande, nariz grande y oscuros rojo cuernos pequeños. Un Mikolasak está parado más de 2 pies de altura y pesa alrededor de 14 libras.

Se les atribuye la construcción de los puentes de Azelain, en Andoain (Guipuzcoa) y de Kastrexana (Vizcaya).[1]

Referencias Editar

  1. Bergara, Aritza (2002). Mitologika: Una visión comtemporánea de los seres mágicos de Euskadi, 2ª edición, pp.